El skinhead salvadoreño



Hace días quería escribir algo sobre este particular grupo de nuestra sociedad.

Los skinheads o cabezas rapadas, son un grupo antifascista que en su mayoría pertenecen a la variante redskin, con ideas sobre comunismo y demás.
Algunos tienen educación universitaria proveniente de la la institución estatal de mayor prestigio (Universidad de El Salvador).

Lo que llama la atención es su estética, muy fiel a la de los skins originales:
1. Cabeza rapada
2. Camisas Fred Perry o Ben Sherman
3. Chaqueta (cazadora , bomber, etc)
4. Pantalones gastados, desteñidos.
5. Botas militares (de preferencia con punta de acero).
6. Adidas Samba o Dragon

Ahora bien, vamos por partes:

La cabeza rapada hace que te confundan con un integrante de los grupos criminales más podersos del país (maras).

 Las camisas, son una tajante prueba de como las personas se convierten en víctimas de la moda, se supone que apoyan el movimiento de la clase trabajadora pero, por ejemplo, si quieres comprar una de estas prendas, se debe invertir al menos un cuarto del salario mínimo establecido en El Salvador.

La chaqueta, es quizá, lo que más me ha llamado la atención. El Salvador está en el ombligo del mundo y al ser un país tropical que solamente tiene dos estaciones claramente marcadas, como son las estación seca y la lluviosa, en dónde las temperaturas rondan entre 18-30 °C, es practicamente un suicidio intelectual llevar puesta una chaqueta con relleno de plumas de ganso.

Los pantalones, son ajustados a la complexión corporal. En muchas ocasiones jeans alicrados.

Las botas militares más usadas son las inglesas Doctor Martens, que son extremadamente caras e inaccesibles para la gente de a pie.

Los zapatos Adidas, paracido a mi punto anterior.

Muchos dirán que compran sus productos en tiendas de segunda mano, y que por eso se visten de tal o cuál forma. Pero si pisas un concierto notarás que muchas de estas prendas son nuevas y que no representan la ideología en cuestión.

En cuanto a su comportamiento, ja ja, esto es en muchas ocasiones deplorable. Se reunen en grupos y si en el mosh pit alguien se topa con un skin tiene la probabilidad que al menos cinco calvos te machaquen.

El mensaje es claro, debe existir unión entre las dos culturas combativas, unión entre punks y skins.

Con esto no generalizo a los skinheads de El Salvador, pero la gran mayoría son así. En lo particular tengo amigos skins y son muy buenas personas, cultas y críticas, que disfrutan la música, la cerveza y el odio a la xenofobia y al fascismo.

Ojalá, algún día, no exista violencia en los conciertos y combatamos juntos al verdadero enemigo.
 Salud y anarquía.


Share on Google Plus

About Aliadodelpunk

Difusor del pensamiento libertario alternativo.
    Blogger Comment

1 comentarios:

Viktor dijo...

interesante el post, recuerdo esas cosas que mencionas cuando estábamos en el colegio ... hay cosas que la escena skin salvadoreña no comprende, y, tal como acertadamente mencionas, de alguna manera se volvió moda ... sigo pensando que no necesito ninguna de las prendas que mencionas, que todo está en la actitud, en saber en verdad porque se sigue la filosofía skin, que originalmente, nació con ideología y espíritu obrero, anti capitalista y antifascista, lo que yo e percibido mucho en la U, es que varios de los "skins" están ahí solo por pertenecer a un grupo, no logran comprender el trasfondo ideológico/filosófico del movimiento, lo que en verdad significa, del porque surgió. Acá, en los movimientos skins, rash, sharp y straight edge (bueno, punk en general) falta el elemento de culturización, que sepan, que no es solo vestir para parecer, sino, el saber el porque, para poder ser ...